Vistas a la página totales

viernes, 23 de septiembre de 2016

Monte Olimpo, el volcán más alto del Sistema Solar



El Monte Olimpo es el mayor volcán conocido en el Sistema Solar. Se encuentra en el hemisferio occidental de Marte, en las coordenadas aproximadas de 18° N, 133° O.
El monte olimpo es el más joven de los grandes volcanes de Marte, pues se formó durante el llamado período amazónico. Su naturaleza de montaña eran conocidas antes que las sondas espaciales visitaran el planeta gracias a su albedo, sindo conocido por los astrónomos como "Nix Olympica".


El macizo central se eleva aproximadamente 22 a 23 km sobre la llanura circundante, lo que equivale a tres Montes Everest, y a 21.287 metros sobre el nivel medio de la superficie marciana, debido a que se encuentra en una depresión de 2 km de profundidad. Está flanqueado por grandes acantilados de hasta 6 km de altura , y su caldera tiene 85 km de largo, 60 km de ancho y entre 2,4 y 2,8 km de profundidad.

La base del volcán mide 600 km de diámetro incluyendo el borde exterior de los acantilados, lo cual le otorga una superficie en su base de 283 000 km² aproximadamente, comparable con la superficie de Ecuador. Sus dimensiones son tales que una persona que estuviese en la superficie marciana no sería capaz de ver la silueta del volcán, ni siquiera a una distancia a la cual la curvatura del planeta empezara a ocultarla. El efecto por lo tanto sería el estar contemplando una pared, o bien confundir la misma con una línea del horizonte. La única forma de ver al volcán adecuadamente es desde el espacio. Igualmente si alguien se encontrase en la cima y mirase hacia abajo no podría ver el final ya que la pendiente llegaría hasta el horizonte.

Es un error pensar que la cima se encontraría por encima de la atmósfera marciana. La presión atmosférica en su cumbre es un 2% de la que hay en la superficie; comparandolo con el everest su presión atmosférica es un 25% que la que hay a nivel del mar. Es mas, el polvo marciano se puede encontrar a esa altitud, así como la capa de nubes de dióxido de carbono. Aunque la presión atmosférica de Marte es un 1% de la que hay en la Tierra, el hecho que la gravedad sea más débil permite que la atmósfera se extienda a una altitud mayor.
El Monte Olimpo sería un lugar un poco probable para el aterrizaje de las sondas espaciales automáticas en un futuro próximo debido a que el volcán se encuentra en una de las zonas de Marte donde más abunda el polvo en suspensión; de hecho una capa de polvo fina cubre siempre una gran parte del terreno, ocultando el suelo rocoso. También es probable que la capa de polvo pudiera causar graves problemas de maniobrabilidad de los vehículos espaciales.


El Monte Olimpo es un volcán en escudo en forma de caldera, formado como resultado de flujos de lava muy poco viscosa durante largos períodos de tiempo, y en mucho mas ancho que alto; la pendiente media del monte es muy suave. En 2.004, la sonda mars express detectó que los flujos de lava en las pendientes del monte parecían tener sólo dos millones e años, fecha muy reciente en termino geológicos, sugiriendo que aún la montaña podría tener una ligera actividad volcánica.

Las islas Hawái son un ejemplo de volcanes muy similares a menor escala, como por ejemplo el Mauna Loa. El extraordinario tamaño del volcán se debe probablemente al hecho de que Marte no tiene placas tectónicas. Por eso, el cráter permaneció fijo sobre un punto caliente de gran actividad y continuó vertiendo lava , dando al volcán unas dimensiones tan espectaculares. 

jueves, 22 de septiembre de 2016

¿Cómo sería vivir en Venus?


Venus es el segundo planeta del sistema solar en orden de distancia desde el Sol, y el tercero en cuanto a tamaño, de menor a mayor. Al igual que Mercurio, carece de satélites naturales. Recibe su nombre en honor a Venus, la diosa romana del amor. Se trata de un planeta de tipo rocoso y terrestre, llamado con frecuencia el planeta hermano de la Tierra, ya que ambos son similares en cuanto a tamaño, masa y composición, aunque totalmente diferentes en cuestiones térmicas y atmosféricas.
Características:
Órbita: Aunque todas las órbitas planetarias son elípticas, la órbita de Venus es la más parecida a una circunferencia, con una excentricidad inferior a un 1 %.

Rotación: Venus gira sobre sí mismo muy lentamente en un movimiento retrógrado, tardando en hacer un giro completo sobre sí mismo 243,0187 días terrestres. No se sabe el porqué de la peculiar rotación de Venus. Si el Sol pudiese verse desde la superficie de Venus aparecería subiendo desde el oeste y posándose por el este, con un ciclo día-noche de 116,75 días terrestres y un año venusiano de menos de dos días (1,92 días venusianos).

Atmosfera de Venus: Venus tiene una densa atmósfera, compuesta en su mayor parte por dióxido de carbono y una pequeña cantidad de nitrógeno. La presión al nivel de la superficie es 90 veces superior a la presión atmosférica en la superficie terrestre (una presión equivalente en la Tierra a la presión que hay sumergido en el agua a una profundidad de un kilómetro). La enorme cantidad de dióxido de carbono de la atmósfera provoca un fuerte efecto invernadero que eleva la temperatura de la superficie del planeta hasta cerca de 464 °C en las regiones menos elevadas cerca del ecuador. Esto hace que Venus sea más caliente que Mercurio, a pesar de hallarse a más del doble de la distancia del Sol que este y de recibir solo el 25 % de su radiación solar.

Estructura interna: Sin información sísmica o detalles, momento de inercia, existen pocos datos directos sobre la geoquímica y la estructura interna de Venus. Sin embargo, la similitud en tamaño y densidad entre Venus y la Tierra sugiere que ambos comparten una estructura interna afín: un núcleo, un manto, y una corteza planetaria. Al igual que la Tierra, se especula que el núcleo de Venus es al menos parcialmente líquido. El menor tamaño y densidad de Venus indica que las presiones en su interior son considerablemente menores que en la Tierra. La diferencia principal entre los dos planetas es la carencia de placas tectónicas en Venus, probablemente debido a la sequedad del manto y la superficie. Como consecuencia, la pérdida de calor en el planeta es escasa, evitando su enfriamiento y proporcionando una explicación viable sobre la carencia de un campo magnético interno.


¿Cómo sería vivir en Venus?


 Venus es el lugar más caliente del Sistema Solar después del propio Sol. Además, la presión atmosférica en Venus es 90 veces más alta que en la Tierra. Por si fuera poco, Venus no tiene lunas. 
Venus y la Tierra son hermanos separados al nacer. Su tamaño, masa y formación geológica son prácticamente iguales. Venus es tan solo un poco más pequeña que la Tierra, tiene un 85% de su masa y también tiene un núcleo central y capas geológicas similares. Pero esto no sería suficiente para vivir en Venus ya que serían condiciones muy difíciles para los humanos, pero la NASA cree que puede existir una forma de sortear los demás obstáculos, como la densidad de su atmósfera y el calor, para que se pueda alojar allí la vida humana en ciudades flotando en las nubes de Venus que le permitirían a los humanos vivir cómodamente. 

Canal de YouTube

Página de Facebook

viernes, 9 de septiembre de 2016

Tipos de Galaxias

Una galaxia es un conjunto de estrellas, nubes de gas, planetas, polvo cósmico, materia oscura y energía unidos gravitatoriamente.
Historicamente, las galaxias se han clasificado de acuerdo a su forma aparente. Una forma común es la galaxia elíptica que, como lo indica su nombre, tiene el perfil luminoso de una elipse. Las galaxias espirales tienen forma circular pero con estructuras de brazos curvos envueltos en polvo. Galaxias inusuales se llaman a las galaxias irregulares y son normalmente, el resultado de perturbaciones provocados por la atracción gravitacional de las galaxias vecinas. Estas interacciones entre galaxias vecinas, que pueden provocar la fusión de galaxias, pueden inducir al nacimiento de estrellas. Finalmente tenemos las galaxias pequeñas, que carecen de una estructura coherente.  

Tipos de galaxias:
Galaxias elípticas: Son galaxias con formas de elipse. Pueden ser nombradas desde E0 hasta E7. E0 sería una forma de esfera y E7 una forma de plato o disco. También se puede decir que el numero indica su excentricidad se multiplica por 10. 
Su apariencia muestra escasa estructura y, típicamente, tiene relativamente poca materia interestelar. En consecuencia, estas galaxias tienen un exceso número de cúmulos abiertos, y la tasa de formación de estrella es baja. Por el contrario, estas galaxias están dominadas por estrellas viejas, de larga evolución,  que orbitan en torno al núcleo en direcciones aleatorias. En este sentido, tiene cierto parecido a los cúmulos globulares.
Las galaxias más grandes son gigantes elípticas. Se cree que la mayoría de galaxias elípticas son el resultado de la coalición y fusión de galaxias.


Galaxias espirales: Las galaxias espirales son discos rotantes de estrellas y materia interestelar, con una protuberancia central compuesta principalmente por estrellas más viejas. A partir de esta protuberancia se extienden unos brazos en forma de espiral, de brillo variable.

  • Galaxia con forma espiral con brazos de formación estelar.
  • Galaxias espirales barradas: Galaxia espiral con una banda central de estrellas. 
  • Galaxias espirales intermedias: una galaxia que, de acuerdo a su forma, se clasifica entre galaxia espiral barrada y galaxia espiral sin barra.

Galaxias lenticulares: Las galaxias lenticulares constituyen un grupo de transición entre las galaxias elípticas y espirales, y se dividen en tres subgrupos: SO1, SO" y SO3. Poseen un disco, una condensación central muy importantes y una envoltura extensa.
Incluyen las lenticulares barradas (SBO), que comprenden tres grupos:  en el primero (SBO-1) , la barra es ancha y difusa; en el segundo (SBO-2) es mas luminosa en las extremidades que en el centro; y el tercero(SBO-3) es muy brillante y bien definida.

Galaxias irregulares: Una galaxia irregular es una galaxia que no encaja en ninguna clasificación de galaxias de las secuencias de Hubble. Son galaxias sin forma espiral o elíptica.
Hay dos tipos de galaxias irregulares. Una galaxia lrr-l es una galaxia irregular que muestra alguna estructura pero no lo suficiente para encuadrarla claramente en la clasificación de la secuencia del Hubble. Una galaxia lrr-ll es una galaxia irregular que no muestra ninguna estructura que pueda encuadrarse en la secuencia del Hubble.

Galaxias activas: Las galaxias activas son galaxias que liberan grandes cantidades de energía y/o materia al medio interestelar mediante procesos que no estén relacionados con los procesos estelares ordinarios. 
La mayor parte de la energía emitida por las galaxias activas provienen de una pequeña y brillante región del núcleo de la galaxia, y en muchos casos se observan líneas espectrales de emisión anchas y/o estrechas, que evidencian la existencia de grandes masas de gas girando alrededor del centro de la galaxia.

Galaxia Seyfert: Son galaxias espirales que se caracterizan por tener un núcleo puntual muy brillante. Según su espectro se distinguen:
  • Galaxia Seyfert tipo I: Poseen líneas anchas de emisión.
  • Galaxia Seyfert tipo II: Poseen lineas estrechas de emisión.
También se observa que estas galaxias emiten débilmente en radio.

Galaxias Starburst: Son galaxias en las que están formando enormes cantidades de estrellas muchas de las cuales, tras morir, explotan produciendo supernova, pese que este fenomeno forma parte de la evolución estelar y formalmente este grupo no estría en nuestra clasificación. Esta formación anormalmente alta de estrellas podría estar ligado a mecanismos interno del núcleo de la galaxia.

Radiogalaxias: las radiogalaxias suelen estar asociadas a galaxias tipo E con núcleos activos. Emiten a longitud ondas de radio y algunas pueden ser relativamente débiles. Suelen ser galaxias que se extienden por amplias zonas del espacio. Presentan un núcleo brillante y suelen estar acompañadas de dos chorros de partículas de grandes dimensiones. Además en muchas de ellas se ha hallado radiación de sincrotrón.

Cuásares: Los cuásares tienen aparentemente el mismo aspecto que una estrella, de ahí el nombre, que viene de la contracción inglesa quasi-stellar.
En esencia, los cuásares consisten en un núcleo no resuelto y muy luminoso con fuertes líneas de emisión anchas y estrechas. En los cuásares más cercanos se observa una nubosidad difusa, revelando que este tipo de objetos no son más que núcleos de galaxias activas muy lejanas de las que únicamente somos capaces de detectar su núcleo.
Se sabe que la masa de estos objetos es muy elevada y presentan una forma estructurada.


viernes, 2 de septiembre de 2016

Los organismos vivos

Es muy fácil afirmar que un ser humano, un roble y una langosta son seres vivos, mientras que las rocas no lo son. Sin embargo la vida no existe en abstracto, más aún no existe una manera simple y única línea demarcatoria entre lo vivo y lo no vivo.
Las propiedades de la vida se exhiben en seres vivientes individuales, u organismos. 

¿Qué significa en realidad "viviente" y que es un "organismo"?
"Viviente" reside en actividades particulares, procesos o funciones.
No viviente podría significar muerto o inactivo, términos que no son equivalentes.
Los organismos se distinguen porque en ellos las funciones vitales son, o fueron en otros tiempos, realmente posibles.

Un organismo viviente, es lo que es, en virtud de sus funciones y su estructuras; las funciones lo dotan de la propiedad de la vida, y las estructuras permiten las funciones que mantienen la vida.
Un organismo vivo o ser viviente consume energía para realizar sus funciones y necesita materia para mantener su estructura. El proceso por el cual un organismo toma del exterior energía y materia se denomina NUTRICIÓN.



Los nutrientes de toda clase, son sustancias químicas y como tales contienen energía química. Los nutrientes orgánicos se degradan en el interior de los organismos por medio de una serie de reacciones químicas, entre ella la oxidación, que produce energía. Este proceso de obtención de energía por oxidación de los nutrientes se llama respiración.

Los nutrientes representan un segundo papel importante como materiales de construcción. Toda la estructura del organismo debe de construirse debe mantenerse intacta con "Ladrillos de nutrientes". En efecto, las sustancias químicas de la materia viviente son básicamente iguales que los nutrientes.
El "Motor viviente" no puede distinguir entre combustible externo y partes estructurales internas, porque son fundamentalmente iguales. Por consiguiente, los organismos son estructuralmente inestables, la materia viviente cambia en todo momento.



Las tres funciones de "nutrición, respiración y síntesis" representan en conjunto una actividad vital conocida por el nombre de metabolismo.
El metabolismo también hace que esta "maquinaria siga trabajando"; un sistema que nutre, respira y sintetiza, es capaz de llevar a cabo más nutrición, más respiración y más síntesis.

La continuación del metabolismo requiere el control, de una regulación; su continuación depende de lo armónica que sea la actividad. El control necesario lo proporciona un amplio conjunto de procesos denominados auto-perpetuación.

El proceso de auto-perpetuación denominado control de estado de equilibrio es la regulación más directa del metabolismo. Este control permite que un organismo viviente reciba información de su interior y del medio externo, y que esta información actúe de un modo autoconservador.
Al generar respuestas apropiadas a estímulos determinados, los controles internos mantienen condiciones operacionales adecuadas en la materia viviente.

Pero el lapso de existencia de un organismo es invariablemente limitado. La muerte es un atributo intrínseco de la materia viviente porque las partes del organismo que mantienen el estado de equilibrio también están sujetas a roturas o destrucción.
Las enfermedades pueden considerarse, en general, como fallos de los controles del estado de equilibrio, o como estados temporales de desequilibrio, de des-regulación.



Sin embargo, puede ser que antes de morir haya llevado a cabo otra importante función de auto-perpetuación: la reproducción, proceso biológico definido como la capacidad de dejar descendientes.
En cierto sentido, la reproducción se anticipa a la inevitable muerte individual y la compensa.

La reproducción implica una capacidad de rejuvenecimiento que aún no se comprende bien. Es evidente que hay na profunda diferencia entre viejo y antiguo. La reproducción también explica la capacidad de desarrollo, porque el hijo es casi siempre, además de menor en tamaño, menos completo que el progenitor, en forma y función.

Al sucederse las generaciones, es probable que los cambios ambientales que tienen lugar a largo plazo tengan un efecto sobre la sucesión viviente. En consecuencia, dos organismos emparentados pero separados por muchas generaciones, pueden hallar ambientes muy distintos. Y así como los controles del estado de equilibrio del antepasado funcionaban muy bien en el ambiente primitivo, podría ser que el nuevo ambiente los inutilizara rápidamente.